Los vuelos baratos internacionales como alternativa de viaje

El mundo actual nos permite una gran variedad en cuando a los viajes de vacaciones o negocio, dejando de ser un privilegio de personas adineradas, para convertirse en un servicio al alcance de la mano de cualquier persona. Hace tan solo dos lustros un trabajador de clase media o un estudiante universitario, tan solo podía soñar con vuelos baratos internacionales que le permitieran vivir de primera mano, la experiencia de estar en otro país e incluso continente. La alternativa era pedir un préstamo, pero endeudarse nunca ha sido una buena idea, por lo que estos recorridos aéreos se limitaban a aquellos que realmente podían pagarlos.

Como bien reza un refrán: nada es eterno en el mundo, y por fin llegó el momento en que las aerolíneas entraron en crisis, a tal punto que todo su modelo de negocio se vio afectado hasta los mismos cimientos. Luego de una escalada en los precios de los combustibles fósiles, y el creciente temor de abordar un avión luego de los atentados terroristas del 9 de septiembre en Nueva York, las compañías aéreas estaban preparadas para cambiar o morir. De hecho, muchas no tuvieron ni si quiera la posibilidad de afrontar la disyuntiva, porque solo tuvieron la posibilidad de declararse en bancarrota. Las pocas que sobrevivieron lo hicieron gracias a fusiones comerciales y financieras entre ellas, o ingresando a un nuevo modelo de negocio: los vuelos baratos internacionales.

La solución parte de una premisa: existen millones de personas que necesitan tomar vuelos para cumplir con diferentes obligaciones o necesidades, el problema son los elevados costos. Porque viajeros de negocios siempre existirán, así como familias que anhelan que llegue la temporada de vacaciones para viajar hacia otro lugar y tomar un descanso. Sin embargo, estas personas no estaban dispuestas a pagar los cada vez más elevados precios de los billetes o tiquetes para volar; todo lo contrario, estaban listas a aceptar cualquier alternativa más económica. Es en este punto donde varias aerolíneas ven una oportunidad de negocio, y se lanzan de inmediato a ofrecer vuelos baratos internacionales. La reducción de costos se concentró en las comodidades a las que estaban acostumbrados los viajeros:

* Comidas elaboradas durante el vuelo.

* Gran variedad de bebidas alcohólicas.

* Equipaje que sobrepasa varios kilos.

* Todo tipo de atenciones antes, durante y luego del vuelo.

A simple vista parece que los vuelos en este tipo de aerolíneas son una verdadera pesadilla, pero lo cierto es que la renuncia a estas comodidades implica una impresionante reducción de costos, los cuales se ven trasladados a los viajeros, quienes terminan pagando tan solo una fracción del costo normal de un vuelo con estos beneficios.

Si estás interesado en iniciar tu experiencia en vuelos baratos internacionales, puedes dirigirte ahora mismo a las agencias de viajes, donde encontrarás una interesante oferta de vuelos a bajo coste. Si no tienes mucho éxito, entonces busca en internet las páginas oficiales de las aerolíneas de bajo coste disponibles en tu país, pudiendo consultar los horarios de salida, precios y destinos a los que llegan.